• Marihuana

Aceite de marihuanas. Beneficios de empezar a utilizarlo

Poco a poco hemos ido investigando y descubriendo la gran cantidad de usos que posee el cannabis, que van mucho más allá de sus fines lúdicos. Dentro de los beneficios del aceite de marihuana, podemos resaltar que, cuenta con propiedades medicinales efectivos contra una gran variedad de enfermedades

De hecho, el uso del aceite de cannabis se utiliza actualmente para tratamientos directos e indirectos de una impresionante variedad de dolencias. Consumiendo el aceite de forma sublingual, vía oral o aplicándolo como un bálsamo sobre la piel; desde ya, te contaremos algunos de sus beneficios más puntuales.

Relajación garantizada

Hablando de estos efectos beneficiosos del aceite de marihuana, podemos comenzar con su prescripción como tratamiento contra el estrés y la ansiedad.

Es ideal para quienes sufren de condiciones nerviosas y con alta presión diaria; ya que, pueden utilizar el aceite de marihuana a diario, consumiéndose entre comidas, aplicando unas gotas en la bebida o directamente sobre la lengua. Aprovechando sus efectos sin tener que fumar cannabis.

Combate el insomnio

Del mismo modo que en el apartado anterior, el aceite de marihuana es muy eficaz como relajante; por lo que, es una sustancia indicada para quienes sufren trastornos del sueño, insomnio y cualquiera de las variedades de este padecimiento.

El CBD contenido en el aceite viaja con destino al cerebro, produciendo una sensación de comodidad y somnolencia; ideal para quienes no pueden dejarse llevar por el sueño.

Ayuda para el corazón

Es poco conocido, pero el aceite de marihuana es una fuente completa de ácidos grasos esenciales (la mayor concentración conocida en una planta); los cuales, se presentan en perfecta proporción para asimilarse en el organismo de forma sencilla y rápida.

Estos ácidos se conocen como Omega-3 y 6, agentes encargados de mejorar la fluidez del sistema circulatorio; trabajando para liberar cualquier obstrucción arterial y protegiendo el sistema cardiovascular en su totalidad. 

Estimulador del apetito

Es uno de los usos más comunes del aceite de cannabis en materia terapéutica, especialmente para tratar trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia.

Y, es que, gracias a la estimulación del apetito de forma natural, el aceite de marihuana está recomendado incluso para pacientes receptores de quimioterapias; reduciendo los efectos de náuseas producidos por el exceso de químicos en el cuerpo.

Analgésico y antiinflamatorio

Fue quizá uno de los principales efectos descubiertos al hablar de los beneficios del aceite de marihuanas, con décadas y décadas de investigación.

El aceite de cannabis cuenta con propiedades analgésicas superiores a la de medicamentos como la morfina; y, es un sustituto más que adecuado, ante la posible prescripción de opiáceos. Siendo un tratamiento natural y sin riesgos de adicción de ningún tipo.

Regenerador de la piel

Cada día son más las empresas que incluyen la presencia del cannabis en las cremas y aceites corporales, gracias a su elevada capacidad de hidratación.

De hecho, si se encuentran aceites de constitución casera, las propiedades que combaten el dolor serán mayores; gracias a que el THC (prohibido en muchos países), no suele ser aislado y cuenta con toda la potencia ofrecida por la planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.