• CBD

Consumir CBD y el Test Antidrogas de la DGT

Una de las dudas más frecuentes que tienen quienes consumen CBD en España es si esto puede traerles problemas a la hora de tener que someterse a un test antidrogas de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El problema es que las leyes españolas tienen varias lagunas legales en cuanto al uso y consumo de sustancias derivadas del cannabis. El test antidrogas de la DGT se diseñó para poder detectar a quienes conducen bajo los efectos de sustancias psicoactivas.

Pero la situación real es que si bien el CBD no es considerado un psicoactivo, en España no es fácil encontrarlo en forma pura.

En muchos casos, corres el riesgo de consumir CBD mezclado con otros componentes que si son problemáticos ante la ley.

Las leyes españolas y el consumo de CBD

La Ley 6/2014 establece un principio de “tolerancia cero” con el consumo de drogas en los conductores. A tal fin, la prueba antidrogas de la DGT detecta sustancias psicoactivas en la saliva, que indicarían que fueron consumidas recientemente.

Sin embargo, hay que aclarar que el CBD no tiene efectos psicoactivos y por lo tanto no está penalizado por las leyes españolas.

Las pruebas de la DGT están diseñadas para detectar la presencia de metanfetaminas, anfetaminas, cocaína, THC y opiáceos.

Por lo tanto, si solo has consumido CBD y por alguna razón te encuentras en la situación de tener que someterte a un test antidrogas de la DGT, no deberías tener problema alguno.

Pero no todo es tan sencillo. Ahora te hablaremos de cuál es el problema que encontrarás al consumir CBD y conducir en España.

Regulaciones europeas para el consumo de CBD

Las normas de la Unión Europea establecen que el CBD debe ser extraído de plantas registradas en el “Catálogo Común de Variedades de Especies de Plantas Agrícolas”.

En este caso, la UE señala que el producto no puede tener un contenido de THC superior al 0,2%.

El CBD legalmente producido por empresas registradas es seguro a la vista de las autoridades, pues las mismas deben cumplir con estrictas regulaciones.

Pero en el caso de CBD obtenido de plantas cultivadas de forma artesanal hay un riesgo que debes tomar en cuenta. Es prácticamente imposible para alguien sin conocimientos y equipamiento costoso poder medir y controlar el nivel de THC en su producto final.

Además, algunas cepas pueden tener un nivel de THC de hasta el 10%, lo que haría muy problemático su uso en España.

Tipos de Cannabis y niveles de CBD y THC

Repasemos los tipos de cannabis más comunes para entender este problema.

El más conocido es la variedad tradicional, que posee altos niveles de THC. Esta sustancia puede permanecer hasta 3 semanas en el organismo y será detectado por cualquier test antidrogas de la DGT.

En segundo lugar tenemos las variedades con igual porcentaje de CBD y THC. Si bien el CBD antagoniza con el THC y suaviza su efecto, ambas sustancias se mantienen en el organismo y pueden ser detectadas.

Luego tenemos las variedades que poseen el doble de CBD por cada parte de THC. Sin embargo, algunas pueden contener hasta un 5% de THC, lo que es mucho mayor que el mínimo tolerado por las leyes españolas.

Por último, están las cepas con alto contenido de CBD y muy poco o nada de THC. Estas son las permitidas por la UE y su concentración de THC no supera el 0,2%.
En conclusión, asegúrate de consumir solo CBD proveniente de fuentes certificadas y reguladas para evitarte problemas si luego piensas conducir tu coche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.