• Marihuana

¿Qué diferencia hay entre THC y CBD?

THC y CBD, seguro que te suenan. Son dos de los cannabinoides más conocidos y representativos de la marihuana. Los dos tienen el mismo origen, pero la diferencia y sus efectos en el organismo es abismal.

Conocer bien qué es el THC y el CBD es el primer paso para romper el estigma sobre el consumo de cannabis. Porque informándonos contribuimos a cambiar las cosas. Si alguien te pregunta, ahora ya lo sabes, mientras uno es el ingrediente psicoactivo, el que coloca y altera nuestra percepción, el otro tiene un amplio abanico de beneficios terapéuticos en todos los sentidos.

Dos compuestos diferentes con un origen común

Antes de entrar en materia sobre sus características y diferencias, es importante que tengas claro lo que tienen en común el THC y el CBD. Lo principal es que ambos pertenecen al grupo de cannabinoides, compuestos que activan los receptores del sistema endocannabinoide en el cuerpo humano y en otros mamíferos. 

Los cannabinoides no solo están presentes en la marihuana, sino que nuestro organismo los produce de forma natural para actuar sobre el sistema. Allí se regulan muchos procesos fisiológicos que incluyen sensaciones de dolor, estado de ánimo y respuesta inmunológica, entre otros.

La importancia de estos compuestos está más que demostrada, hasta el punto de que muchos laboratorios han comenzado a sintetizarlos con la intención de aprovechar sus funciones. Por suerte, no hace falta irse demasiado lejos con fórmulas ni preparaciones artificiales. La planta está ahí, y las pruebas de su eficacia también.

thc-y-cbd

THC y CBD bajo la lupa

De estos dos cannabinoides se habla cada vez más estos últimos años y muy a menudo se confunden y se meten en el mismo saco. Aunque juntos abarcan gran parte de los beneficios de la marihuana, no podían ser más opuestos. Te contamos lo más relevante de cada uno.

Tetrahidrocannabinol (THC) 

Su nombre completo es Delta-9-Tetrahidrocannabinol y es el gran protagonista del consumo de marihuana desde su descubrimiento. Como te comentábamos antes, es el agente psicoactivo, el responsable del subidón y también la razón por la que sigue estando prohibido en muchos países.

El THC es capaz de vincularse de manera efectiva con dos receptores del cerebro humano, el CB-1, que se asocia directamente con el placer, y el CB-2, un moderador de las sensaciones de dolor1.

El THC es también el culpable de los atracones de dulce y de dormir como un tronco después de fumar. Esto pasa porque la activación del CB-1 hace que aumente la palatabilidad de los alimentos cuando tenemos hambre, es decir, todo nos sabe mejor. En cuanto al sueño, ese mismo receptor se encarga de regular los estados de alerta y somnolencia.

Cannabidiol (CBD)

Ahora vayamos al CBD, el que realmente nos interesa. Se ha ganado él solito un sitio protagonista en el área medicinal tras décadas de estudios. La investigación surge a partir del conocimiento empírico sobre esta planta que han acumulado nuestros ancestros durante miles de años. Como ves, no estamos descubriendo nada nuevo.

El Cannabidiol no está clasificado como un ingrediente psicoactivo, a pesar de que tiene una estrecha relación con el THC. De hecho, en el consumo de marihuana, el CBD contrarresta muchos de los efectos del THC. De ahí que se le tenga tanto en cuenta al evaluar la potencia de la planta para “colocarse”.

El CBD es reconocido como un gran relajante, lo que a su vez ayuda a combatir problemas de sueño, pues disminuye ese ruido mental que no nos deja pegar ojo por las noches. 

También cuenta con propiedades anticonvulsivas2, antipsicóticas3 y antiespasmódicas2, por lo que se suele utilizar como parte de la terapia contra la epilepsia y la esquizofrenia.

La gran noticia detrás de todo esto es que ya tenemos acceso a todo tipo de formatos y presentaciones para aprovecharlo al máximo: aceite CBD, los líquidos para vapear y las resinas concentradas.

Principales diferencias entre THC y CBD

Además de las características propias de cada cannabinoide y los efectos en el cuerpo, podemos mencionar algunas diferencias importantes a grandes rasgos. No solo te sirven para saber reconocer uno y otro, sino también para elegir de forma consciente lo que consumes y poder dar una buena respuesta a quién te diga que es lo mismo.

THCCBD
Causa euforia y alteraciones en la percepción.Ayuda a mejorar la concentración.
Su uso es principalmente recreativo.Se usa con fines medicinales y terapéuticos.
Provoca reacciones de inquietud y ansiedad.Relaja y funciona como ansiolítico.
Está penalizado en buena parte de Europa y el mundo.Es legal en la mayoría de los países europeos, incluido el nuestro.
Se asocia con pérdida de memoria a corto plazo.Funciona como un neuroprotector.

Las diferencias entre THC y CBD son evidentes. Aunque ambos forman parte del cannabis, actúan de forma distinta en nuestro cuerpo. Y gracias a los avances tecnológicos, puedes seguir disfrutando de la planta, dejando de lado lo que no interesa. 

A día de hoy hay muchos métodos de cultivo que garantizan semillas, flores y cogollos de cannabis libres de Tetrahidrocannabinol. Para poder aprovechar todos los beneficios del Cannabidiol sin el colocón del THC.

  1. Pertwee, R.G. (2008) The diverse CB1 and CB2 receptor pharmacology of three plant cannabinoids: Δ9-tetrahydrocannabinol, cannabidiol and Δ9-tetrahydrocannabivarin. British Journal of Pharmacology
  1. Devinsky, O., Cilio, M., Cross, H., Fernandez-Ruiz, J., French, J., Hill, C., (…) y Friedman, D. (2014)  Cannabidiol: Pharmacology and potential therapeutic role in epilepsy and other neuropsychiatric disorders. Epilepsia
  1. Elsaid, S., Kloiber, S., Le, Foll B. Effects of cannabidiol (CBD) in neuropsychiatric disorders: A review of pre-clinical and clinical findings. Progress in Molecular Biology and Translational Science

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.