• Marihuana

Tipos de marihuana que existen

¿Te apetece un poco de Cheese o Blueberry, o quizás es el momento de la Gorilla? Si no fuese por el título del artículo, parecería que te estamos invitando a una especie de merienda en el zoo. Pero no. No es así, tranquilos. Se trata de nombres y tipos de marihuanas y como estos hay un millón. De cada cruce de cepas que se crea nace un híbrido que se bautiza. Y, creednos, la natalidad cannábica no para.

Tanto las variedades de marihuanas más clásicas de nuestro tiempo, creadas en la hippie California de los años 70, como las más actuales, provienen de combinaciones entre las tres principales especies cannábicas: la Cannabis Sativa, la Cannabis Índica y la Cannabis Ruderalis.

Para tener una idea aproximada de los sabores, aromas y tipo de efecto que tendrá cada variedad, debemos conocer las características de las tres familias de razas de marihuana. 

3 nombres de marihuana que seguro que te suenan (o tal vez no)

Cannabis Sativa, la reina del mambo

La Cannabis Sativa es, probablemente, la categoría más popular y extendida. Vendría a ser la celebritie de las tres hermanas si estuviéramos hablando de la farándula. 

Algunos estudios dicen que tiene su origen en la cordillera del Himalaya, en Asia, donde se cultivaba principalmente para obtener la fibra de los tallos y semillas como alimento. Con el paso del tiempo, se extendió por zonas ecuatoriales del planeta. Por eso, es típica de los climas tropicales y húmedos de los distintos continentes. 

Sus hojas, de color verde claro, son grandes y estrechas. Por lo general, son plantas con bastante separación de los entrenudos. De ahí su gran porte. Existen ejemplares que pueden llegar hasta los cuatro metros de altura. Por ejemplo la Jack Plant, que es un híbrido de dominancia sativa con cogollos como melones.

En la mayoría de los casos, es conveniente el cultivo en exterior. En cuanto a su floración, es la especie que más tarda, llegando incluso a las veinte semanas en algunas variedades.

Es conocida por tener una composición con un mayor contenido en THC y menor en CBD. Eso sí, las marihuanas legales de CBD que tenemos en Budders contienen todas menos de un 0,2% de THC independientemente de la cepa de la que provengan. Las de origen Sativa, por tener una menor concentración de CBD, se recomiendan  para reducir el estrés y la ansiedad.

La Cannabis Índica, pura relajación

De la zona central de Asia, en los bosques de Pakistán y Afganistán, procede la hermana relajada de la Sativa: la Cannabis Índica. Lo de relajada va por su alto contenido en CBD que le viene de serie.

A diferencia de la Sativa, la Índica tiene unas hojas más anchas y cortas. También se nota un verdor más intenso y un follaje más frondoso y compacto en la planta. Son pequeñas. Es raro que lleguen a medir más de dos metros de altura.

Es una especie que, al estar adaptada a un entorno sombrío con días cortos, tiene una floración más rápida, en torno a las nueve semanas.

La variedad Índica produce mayor efecto relajante que la Sativa. La sensación de calma, más o menos intensa dependerá del porcentaje de CBD en los distintos tipos de esta marihuana.

Un híbrido muy representativo de esta especie es la Pakistan Chitral Kush. Cepa 100% índica que produce una gran cantidad de resina y es una de las variedades de marihuana más famosas.

Prueba la marihuana de CBD de la cepa Kush, y vive una auténtica explosión de aroma y sabor y sin los efectos psicoactivos del THC. Perfecta para una tarde donde necesitas una dosis extra de relax.

Cannabis Ruderalis, la gran desconocida

De las tres grandes especies cannábicas, la Cannabis Ruderalis es la menos popular. Tiene su origen en la zona del norte de Asia, de la región de Siberia más concretamente.

Se diferencia de la Sativa y la Índica por tener poca altura, los tallos gruesos y las hojas pequeñas. Suele tener forma cónica, cual arbolito navideño, pero con un buen cogollo en la punta en vez de una estrella. Es una variedad bastante resistente y está acostumbrada a climas lluviosos y con poca luz.

Esta variedad no es fotosensible como sus hermanas, es decir, no tiene las etapas de crecimiento y floración tan marcadas, y no depende de las estaciones u horas de sol. La Ruderalis va a su rollo. Al estar adaptada a zonas sombrías, su floración es menos sensible a los cambios de horas de luz. Tienen un ciclo de vida bastante corto y son autoflorecientes. Muchos de los ejemplares con predominio Ruderalis tardan apenas ocho semanas en empezar a cogollar.

Su corto periodo de crecimiento y su alto contenido en CBD la convierten en una especie muy útil para cruzar con otras cepas sativas o índicas, ya que  se pueden conseguir combinaciones equilibradas en tamaño, sabor, aroma, efectos y tiempo de cosecha.

Por lo general, poseen unas características que la hacen muy apropiada para uso medicinal y terapéutico.

Tipos de marihuana para todos los gustos

Los usos de la marihuana son muchos hoy en día y los paladares son cada vez más exigentes. Por eso, siempre existirán los eternos buscadores de nuevas sensaciones. 

Esto hace que los breeders, los creadores de nuevas variedades de semillas, saquen cada año nuevos cruces de cepas para satisfacer la demanda de los consumidores y ofrecer al mercado cada vez más opciones de marihuana de CBD.

Todos los tipos de marihuana que existen heredan la genética de sus padres por lo que hay infinidad de variedades con características muy distintas. Dentro de este inmenso árbol genealógico tan extenso, siempre podrás encontrar el cogollo perfecto para cada momento o situación.

¿Cuál es tu tipo de marihuana favorita?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.