• Marihuana

¿Cómo almacenar marihuana?

Saber cómo almacenar marihuana es fundamental para retrasar el envejecimiento de los cogollos y seguir disfrutando por mucho tiempo de todas sus cualidades. Además de prestar fabulosos beneficios a nuestro organismo, esta planta tiene propiedades organolépticas que nos hacen disfrutarla a través de los sentidos. 

Pero si no eres un fumador frecuente o has comprado una cantidad que no has consumido, puedes encontrarte con la sorpresa de que tus cogollos estén muy secos. Es ahí cuando te arrepientes de no haberte leído nuestro artículo. 

Porque como se sabe, mejor prevenir que curar y por eso te damos algunas claves y pasos para evitar que esto suceda y así seguir disfrutando de tu hierba mucho más tiempo. Por cierto, si ya se ha secado, no te vayas que también te contamos una técnica de rescate infalible.

como-almacenar-marihuana

¿Qué pasa cuando los cogollos de cannabis envejecen? 

Cuando tienen la frescura adecuada, los cogollos son un espectacular deleite de aromas y sabores para los sentidos. Como el vino, podemos catarlos y encontrar perfumes cítricos, frutales, de madera, café, tierra y mucho más. La marihuana CBD nos permite disfrutarlos y diferenciar sus variedades, ayudándonos a relajarnos y bajar el estrés sin el colocón que le sigue al THC.

El problema es que cuando no los conservamos de forma adecuada, carecerán de la humedad que necesitan para mantener intactos sus beneficios. De esta manera, nos perderemos tanto sus sabores y sus aromas como también los efectos del CBD y el THC.

Todos los cannabinoides pierden intensidad cuando la planta ya cortada empieza a envejecer. En el caso del THC, se degrada convirtiéndose en otro cannabinoide, el CBN, que pese a tener algunas propiedades psicoactivas, son mucho más leves. Esta es la razón por la que liarse un porro con marihuana que se ha expuesto al oxígeno o al calor no te provocará el mismo efecto. Como consecuencia de esta degradación, perderá también los terpenos que se encargan de darle intensidad a su sabor y aromas. 

En el caso de la marihuana de CBD, sucede lo mismo, ya que es un cannabinoide. La velocidad en que se produce el proceso dependerá, en gran medida, de las condiciones de temperatura, humedad, luz y material del recipiente en el que lo guardemos.

¿Cuáles son las causas del envejecimiento del cannabis?

Para aprender cómo almacenar marihuana de forma apropiada, lo más importante es tener en cuenta las condiciones que llevan a acelerar el envejecimiento del cannabis.

  • Temperatura: que no sea mayor de los 25-30º para que los cogollos no se degraden. Hemos hablado sobre cómo en ocasiones se seca en exceso, pero también las altas temperaturas, en combinación con la humedad, pueden favorecer la aparición de moho, lo que producirá también el deterioro de los cannabinoides.
  • Humedad: la fórmula perfecta es el equilibrio. Si el método elegido permite que haya demasiada humedad, corremos el riesgo de crear el ambiente perfecto para el gran enemigo, el moho. Por otro lado, si el lugar donde la conservamos es demasiado seco las flores terminarán por marchitarse, perdiendo su sabor y efectos.
  • Luz: procura evitar que les dé el sol, la luz UV persistente dañará los cogollos, reduciendo la intensidad en la que actúan los cannabinoides.
  • Material del recipiente: el lugar donde se guarde y de qué esté hecho el mismo, son fundamentales para la conservación, aunque mucha gente no sea consciente de ello. Por ejemplo, el plástico provoca que la hierba libere la humedad contenida en su interior, acabando seca y produciendo un humo más áspero.

Cómo almacenar la hierba y mantenerla fresca

Bueno, está bastante claro que debes evitar a toda costa usar cualquier bolsa de plástico. Los cogollos se aplastarán al primer movimiento, el olor penetrará fácilmente, haciendo que la hierba pierda su aroma, y el plástico acelerará el proceso de envejecimiento. Vamos, que lo tiene todo.

La mejor manera de almacenar nuestra compra o cosecha es hacerlo siempre en envases con cierre hermético, por ejemplo frascos de cristal. En este caso lo ideal es asegurarse de que sea verdaderamente impenetrable y tener cuidado de guardarlo en un lugar donde no llegue el sol ni las lámparas para no exponerlo a la luz. Si en algún momento apareciera moho en una de las flores, lo ideal es que la quites del recipiente, así evitarás que contagie a las demás.

En cuanto a las características del frasco en cuestión, asegúrate de que no sea demasiado grande para que no se llene de aire, pero que tampoco te queden los cogollos superaplastados porque perderán la resina. La fórmula es sencilla: apretar pero no forzar. 

También existen bolsas que cumplen estas funciones, como son los paquetes de nuestra marihuana de CBD u otras que se pueden adquirir en diferentes growshops.

Condiciones de almacenamiento

Una vez que has elegido el recipiente perfecto para cuidar tu hierba, asegura unas condiciones lumínicas y ambientales buenas para su conservación. Busca un lugar fresco, oscuro, que no tenga exceso de humedad y con una temperatura entre 20º y 25º.

Esta última regla tiene una excepción: puedes guardar los cogollos en el congelador, los conservará entre uno a dos años. Aunque no creemos que a nadie le dure tanto la maría, esto es una posibilidad real. Sin embargo, debes tener sumo cuidado al colocarlos, ya que si tocas mucho los cogollos podría afectar a los tricomas que contienen casi toda la resina. 

Cuando quieras consumirlos, deja que se descongelen de forma natural y ten en cuenta que es probable que la parte exterior de las flores se deteriore un poco, pero lo demás estará perfecto.

Técnicas de rescate

Quizás has llegado hasta aquí porque se te ha secado la hierba y no sabes qué hacer para recuperarla. Descuida que nunca es demasiado tarde, porque la marihuana al igual que puede desprenderse de la humedad, es capaz de reabsorberla. Para lograrlo, algunas técnicas diversas se basan en la creación de microclimas óptimos. Para entendernos, se trata de conseguir aumentar la humedad en un pequeño espacio donde introducirás tu maría. Deberás tener un poco de paciencia, pero podrás recuperar a Mary Jane si perseveras.

El método más sencillo, rápido e inocuo es el del pan. Consiste en poner un trocito de pan húmedo encima de la marihuana en una bolsa resellable. Después, eliges una buena peli y esperas, ya que la rehidratación durará alrededor de dos horas. 

Pasado ese tiempo échale un ojo a los cogollos y el pan, si este ha perdido humedad es un indicador de que el rescate está siendo efectivo. Déjalo y revisa de vez en cuando hasta que compruebes que la hierba se encuentra en su punto perfecto.

Todo es cuestión de método

Cómo almacenar la marihuana es un básico con el que no te puedes descuidar si quieres disfrutar a largo plazo de las propiedades y beneficiosas para el organismo que nos ofrece esta maravillosa planta. Principalmente, si eres de los nuestros y decides empezar a consumir marihuana de CBD para sentirte un poco mejor todos los días, relajarte o disfrutar de los aromas y sabores que te brinda nuestra excelente cosecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.