• Marihuana

Tipos de semillas de marihuana: las Marías no son todas iguales

Pon una marihuana en tu vida. Literalmente. Esta planta, la mires por donde la mires es una fuente de alegría. Y cuando se trata de cultivarla no hay una sola manera, sino que tienes varias posibilidades según lo que busques. Todo empieza por conocer los tipos de semillas de marihuana que hay en el mercado, pues la magia viene de esa pequeña pepita en la tierra.

Nosotros, que algo sabemos de marihuana, te contamos un poco lo que hay por ahí y lo que debes tener en cuenta para que comiences pronto a ver los primeros brotecitos de felicidad. 

¿Qué tipos de semillas de marihuana existen?

Ya sabes que hay muchas cepas de cannabis y entre cruce y cruce terminamos por perder el hilo. Que sí, que con cualquiera vas a tener todos sus beneficios, pero para gustos, colores, ¿o no? 

Pasa lo mismo con las semillas, pues más allá de si buscas las notas cítricas de una Lemon Skunk o la dulzura de un Gelato, lo que debes conocer son los tipos de semillas de marihuana. Te contamos las que hay.

Según la especie

  • Semillas de Sativa: dan lugar a plantas altas con hojas alargadas y requieren climas cálidos y con muchas horas de claridad para desarrollarse y florecer. Debido a su origen tropical pueden crecer más de cuatro metros si reciben suficiente luz. Su efecto enérgico es un aliado para estimular la creatividad y mejorar el estado de ánimo.
  • Semillas de Índica: son ideales para sembrar en climas fríos, húmedos y con poca luz, ya que las plantas que nacen de estas semillas están habituadas a condiciones extremas como en las zonas montañosas de Asia Central, de donde son originarias. El acceso a la luz hace que sean cortas y compactas, por lo que irán muy bien en cultivos de interior. Sus efectos son relajantes y perfectos para despejar la mente tras un día agotador.
  • Semillas de Ruderalis: no se suelen cultivar solas, ya que no son para consumo, sino que se cruzan con otro tipo de semillas para crear híbridos. Su ventaja es que no necesitan mucha luz y florecen rápido y sin que haya cambios en el ciclo.

Según las necesidades de luz

  • Semillas fotodependientes: su floración comienza cuando disminuyen los tiempos de exposición a la luz. Si no hay reducción en los ciclos de iluminación las plantas continúan creciendo sin llegar a la floración.
  • Semillas autoflorecientes: no requieren de ciclos de iluminación ni condiciones especiales para florecer. Son un cruce con Rudelaris, que es naturalmente autofloreciente, y tardan de 30 a 45 días en empezar a salir los primeros cogollos.

Según el género del cultivo

  • Semillas regulares: son aquellas que surgen de forma natural y sin cambios genéticos a partir de una planta hembra que ha sido fecundada por una macho. Este tipo de semillas puede dar lugar a plantas hembras, machos y hermafroditas.
  • Semillas feminizadas: producen plantas femeninas el 99,9% de las veces gracias a una modificación genética. Esto es lo que siempre buscamos, porque las hembras son las que producen cogollos resinosos.

¿Qué tipo de semilla de marihuana elegir para mi cultivo?

Como ya te hemos contado los detalles de cada variedad de semillas, si quieres dar con la perfecta para tu cultivo tendrás que elegir de acuerdo a tus propias condiciones. Para ello debes considerar:

  • Clima: puedes tener la suerte de vivir en un clima mediterráneo y disfrutar de buenas temperaturas todo el año o apenas tener unos pocos días de sol en una ciudad más fria y nublada. Dependiendo del caso, te irá mejor con sativas o índicas, respectivamente.
  • Espacio de cultivo: si has reservado todo el patio trasero para tu plantación de marihuana te encantará sembrar sativas que doblen su altura. Pero si eres como el común de los mortales que tiene una maceta o dos en un rincón de la terraza, mejor replantearte la idea.
  • Condiciones de luz: ten en cuenta si vas a depender de la luz exterior o puedes instalar sistemas de iluminación especiales para atender las necesidades de tus plantas. 
  • Tiempo: ¿eres más paciente que valiente o lo tuyo es ver esos cogollos repletos de resina tan pronto como sea posible? Mientras que ciertas semillas feminizadas pueden iniciar la floración en siete semanas, algunas regulares tardan hasta 12, así que tenlo presente al comprar las tuyas. También tienes que considerar cuán dispuesto estás a atender tu planta y darle los cuidados que necesita. 
  • Notas: aquí todo es cuestión de gustos. Matices intensos o suaves, energía o relax, dulce, madera o cítricos. Cuando tengas los demás factores definidos podrás pensar en qué sensaciones quieres experimentar. No dejes esto de lado, pues al fin y al cabo se trata del objetivo final: disfrutar.

Si no quieres pensar demasiado y buscas recomendaciones específicas, te damos tres: Amnesia Haze, Lemon Haze y Black Domina. Eso sí, vete siempre a sus versiones feminizadas y autoflorecientes para asegurarte de tener plantas con cogollos llenos de resinas y matices sin preocuparte demasiado por el proceso.

Si creías que plantar y disfrutar del cannabis era poca cosa, estabas equivocado. Hay varios tipos de semillas de marihuana y tener un ejemplar que te hinche de orgullo dependerá de que sepas escoger la correcta. No lo retrases, investiga y ve a por ello, que sabes de sobra que merece la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.